Préstamos y créditos rápidos online

Solicita dinero rápido sin nómina, sin aval, y con Asnef

Compara los mejores créditos y préstamos rápidos online. Encuentra la mejor oferta de dinero urgente en cuestión de minutos, sin necesidad de tener nómina ni aval, sin papeles y con Asnef.

Mejores créditos rápidos del 2019:

  • Primer crédito GRATIS
  • Primer préstamo hasta 300 euros
  • Desde 50 hasta 1000 euros
  • A devolver de 7 a 30 días
  • Sin nómina ni aval
  • Elige el plazo de devolución
  • Sin deudas, sin ASNEF
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Mayor de 21 años
  • Menor de 70 años

Ferratum Bank

Ferratum Bank
  • Primer crédito GRATIS
  • Desde 100 hasta 500 euros
  • A devolver de 5 a 30 días
  • Sin nómina ni aval
  • En 10 minutos
  • Sin deudas, sin ASNEF
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Mayor de 21 años​
  • Menor de 75 años​
  • Con ingresos demostrables

Younited Credit

Younited credit
  • Desde 1000 hasta 50000 euros
  • A devolver de 24 a 72 meses
  • Sin nómina ni aval
  • En 48 horas
  • Mensualidades desde 19€/mes
  • 0% de comisión por amortización
  • Sin deudas, sin ASNEF
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad
  • Ser menor de 70 años
  • Con ingresos demostrables

Solcredito

Solcredito

  • Primer crédito GRATIS
  • Acepta ASNEF
  • Desde 100 hasta 1000 euros
  • A devolver entre 91 y 120 días
  • Sin nómina ni aval
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad
  • Ser menor de 80 años
  • Desde 500 hasta 4000 euros
  • A devolver de 13 a 41 meses
  • Sin gastos ni comisiones
  • Sin aval
  • Sin deudas, sin ASNEF
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad
  • Ser menor de 75 años
  • Con ingresos demostrables

Moneymas

Moneymas
  • Acepta ASNEF
  • Desde 2000 hasta 5000 euros
  • A devolver de 24 a 60 meses
  • Sin nómina
  • En 24 horas
  • Con aval
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad
  • Ser menor de 75 años

Twinero

Twinero

  • Desde 50 hasta 300 euros
  • A devolver de 7 a 30 días
  • Sin nómina ni aval
  • Sin deudas, sin ASNEF
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad
  • Con ingresos demostrables

MyKredit

PideTuCredito

  • Acepta ASNEF
  • Primer préstamo hasta 400 euros
  • Hasta 1.000 euros
  • A devolver de 61 a 120 días
  • Sin nómina ni aval
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad
  • Menor de 70 años

Línea de créditosi

PideTuCredito

  • Primer préstamo hasta 1.200 euros
  • Desde 300 € hasta 2.000 euros
  • A devolver en 12 meses
  • Sin aval
  • Sin deudas, sin ASNEF
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de 21 años
  • Ser menor de 65 años

PideTuCredito

PideTuCredito
  • Acepta ASNEF
  • Desde 15.000 € hasta 300.000 euros
  • A devolver en hasta 20 años
  • Cuotas a medida
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad
  • Con tu vivienda como aval

MoneymanMoneyman

  • Primer crédito GRATIS
  • Acepta ASNEF
  • Primer crédito hasta 400 euros
  • Desde 100 hasta 1300 euros
  • A devolver de 5 a 62 días
  • Sin nómina ni aval
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad
  • Con ingresos demostrables
  • Primer préstamo hasta 300 euros
  • Hasta 900 euros
  • A devolver en 30 días
  • Sin nómina ni aval
  • Sin deudas, sin ASNEF
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad
  • Con ingresos demostrables

Viaconto

Viaconto

  • Primer crédito GRATIS
  • Acepta ASNEF
  • Primer préstamo hasta 300 euros
  • Desde 50 hasta 600 euros
  • A devolver de 7 a 30 días
  • Sin nómina ni aval
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad
  • Ser menor de 65 años
  • Con ingresos demostrables

Creditea

Creditea

  • Desde 50 hasta 5000 euros
  • A devolver en 36 meses
  • Sin nómina ni aval
  • Sin comisiones de apertura, gestión o cancelación
  • Sin deudas, sin ASNEF
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad
  • Ser menor de 70 años
  • Con ingresos demostrables

Dineo

Dineo
  • Primer crédito GRATIS
  • Primer crédito hasta 300 euros
  • Desde 50 hasta 600 euros
  • A devolver de 5 a 30 días
  • Sin nómina ni aval
  • Sin deudas, sin ASNEF
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad
  • Ser menor de 75 años

Savso

Savso

  • Acepta ASNEF
  • Primer préstamo hasta 300 euros
  • Desde 100 hasta 900 euros
  • A devolver de 13 a 17 semanas
  • Sin nómina ni aval
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad
  • Con ingresos demostrables

Ccloan

Ccloan

  • Primer crédito GRATIS
  • Primer préstamo hasta 300 euros
  • Desde 50 hasta 1500 euros
  • A devolver de 5 a 30 días
  • Sin nómina ni aval
  • Sin deudas, sin ASNEF
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Mayor de 21 años​
  • Menor de 75 años​
  • Con ingresos demostrables

AnticiposAnticipos

  • Primer préstamo hasta 200 euros
  • Desde 50 hasta 600 euros
  • A devolver hasta en 30 días
  • Sin aval
  • Sin deudas, sin ASNEF
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Con ingresos demostrables
  • Ser mayor de edad

Creditozen

Creditozen
  • Primer crédito GRATIS
  • Acepta ASNEF
  • Desde 50 hasta 1000 euros
  • A devolver de 5 a 30 días
  • Sin aval
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad
  • Ser menor de 65 años
  • Con justificante de ingresos

CredyCredy

  • Acepta ASNEF
  • Desde 50 hasta 750 euros
  • A devolver en hasta 30 días
  • Sin nómina ni aval
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad

ContanteContante

  • Primer crédito GRATIS
  • Primer préstamo hasta 300 euros
  • Desde 50 hasta 1000 euros
  • A devolver hasta en 30 días
  • Sin nómina ni aval
  • Sin deudas, sin ASNEF
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Mayor de 21 años

CreditosiCreditosi

  • Primer crédito GRATIS
  • Acepta ASNEF
  • Primer préstamo hasta 300 euros
  • Desde 50 hasta 1000 euros
  • A devolver hasta en 30 días
  • Sin nómina ni aval
  • Sin deudas, sin ASNEF
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad
  • Ser menor de 65 años
  • Con justificante de ingresos

Monedo Now

Monedo Now

  • Acepta ASNEF
  • Desde 750 hasta 5000 euros
  • A devolver de 6 a 36 meses
  • Sin nómina ni aval
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad

Kredito24

Kredito24
  • Acepta ASNEF
  • Desde 75 hasta 750 euros
  • A devolver de 7 a 30 días
  • Sin nómina ni aval
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad
  • Con ingresos demostrables

Wandoo

Wandoo
  • Primer crédito GRATIS
  • Primer préstamo hasta 300 euros
  • Desde 50 hasta 850 euros
  • A devolver de 7 a 30 días
  • Sin nómina ni aval
  • Sin deudas, sin ASNEF
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad
  • Ser menor de 70 años

IbercreditoIbercredito

  • Primer préstamo hasta 300 euros
  • Desde 50 hasta 800 euros
  • A devolver de 7 a 30 días
  • Sin aval
  • Sin deudas, sin ASNEF
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Más de 21 años
  • Menos de 70 años

Bondora

Bondora
  • Desde 500 hasta 10.000 euros
  • A devolver de 3 a 60 meses
  • Sin aval
  • Sin cargos ocultos ni comisiones
  • Sin deudas, sin ASNEF
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Más de 21 años
  • Menos de 70 años
  • Con ingresos demostrables

Creditstar

Creditstar

  • Primer préstamo hasta 300 euros
  • Desde 50 hasta 300 euros
  • A devolver de 5 a 30 días
  • Sin nómina ni aval
  • Sin deudas, sin ASNEF
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad
  • Con ingresos demostrables

Fidinda

fidinda

  • Acepta ASNEF
  • Desde 500 hasta 5000 euros
  • A devolver de 3 a 24 meses
  • Sin aval
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad
  • Con ingresos demostrables

Prestamer

prestamer

  • Acepta ASNEF
  • Primer préstamo hasta 300 euros
  • Desde 50 hasta 1000 euros
  • A devolver en 90 días
  • Sin nómina ni aval
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad

Préstamos con coche

Prestacars

Prestacars

  • Acepta ASNEF
  • Desde 2.000 hasta 10.000 euros
  • A devolver en hasta 20 años
  • Sin nómina, con el coche como aval
  • Puedes seguir usando tu coche
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad

Línea de crédito para empresas

SpotcapSpotcap

  • Acepta ASNEF
  • Desde 10.000 hasta 100.000 euros
  • A devolver de 1 a 6 meses
  • Sin nómina ni aval
  • Imprescindible cuenta bancaria española
  • Ser mayor de edad
  • PYMEs españolas que facturen más de 500.000 euros anuales

Índice

Los créditos rápidos, también llamados préstamos rápidos o minicréditos, son un tipo de préstamo que conceden entidades crediticias en un breve período de tiempo, normalmente en cuestión de minutos, con un proceso de solicitud fácil, normalmente online, sin papeles, y que deben devolverse en un período de tiempo relativamente corto.

Éste tipo de préstamos se suele solicitar en momentos de dificultad económica a causa de algún tipo de imprevisto, reparaciones en el hogar, gastos médicos, cambio de electrodomésticos, etc.

Este tipo de entidades financieras, como norma general, facilitan al máximo el proceso de solicitud del préstamo, por lo que numerosas personas recurren a la solicitud de este tipo de créditos cuando se encuentran en la necesidad de conseguir dinero rápido.

El proceso de solicitud suele ser a través de Internet y es muy sencillo y rápido, los solicitantes pueden obtener el dinero que necesitan en 10 o 15 minutos en la mayoría de los casos, además, durante el proceso de solicitud nos podemos encontrar con otro tipo de beneficios y facilidades como por ejemplo que no necesitemos tener nómina o un aval, que no nos pidan entregar papeles o nos pregunten para qué queremos el dinero, e incluso que nos puedan conceder el préstamo estando en listas de morosos como pueden ser Rai o Asnef.

Además, este tipo de entidades crediticias no nos va a obligar a abrir una nueva cuenta corriente, ya que, tanto el cobro como la devolución del dinero se realiza a través de nuestra cuenta corriente habitual o por transferencia, siempre antes de que venza el plazo acordado.

En los últimos años el consumo de créditos rápidos se ha multiplicado debido en gran medida a la falta de financiación de los bancos tradicionales y la crisis económica.

Este tipo de productos financieros tiene una serie de ventajas que les hace muy atractivos para las personas que necesitan dinero rápido.

Estas son algunas de las ventajas más habituales de los créditos rápidos online.

  • Consigue hasta 50.000 euros: Hoy en día hay numerosas entidades de créditos rápidos, esto hace que la oferta sea cada vez más variada y competitiva, pudiendo solicitar desde 50 euros hasta 50.000 euros.
  • Sin cambiar de banco: Las entidades crediticias no te van a pedir que cambies de banco ni te van a obligar a contratar productos adicionales.
  • En menos de 48 horas: La principal ventaja de los créditos rápidos es su inmediatez, en la mayoría de los casos vamos a poder tener el dinero en nuestra cuenta en unos 25 minutos, pero en otro tipo de casos puede llegarnos en unas 48 horas.
  • Sin aval: Algunas entidades financieras no van a pedirnos un aval, sino que será la propia persona quien deberá garantizar la devolución del préstamo.
  • Sin papeles: Otra de las ventajas más atractivas para las personas que necesitan dinero rápido es la falta de burocracia, en la mayoría de los casos la documentación que nos van a solicitar es extremadamente básica, lo que hace que las solicitudes se tramiten en períodos de tiempo muy cortos.
  • Sin productos adicionales: Las financieras privadas no van a obligarnos a contratar productos o servicios adicionales como cuentas corrientes, seguros o tarjetas de crédito.
  • Sin explicaciones: En la mayoría de los casos no vamos a tener que justificar para qué necesitamos el dinero.
  • Para todo tipo de personas y empresas: La variedad de ofertas actuales en el mercado hace que podamos encontrar el tipo de préstamo rápido que más se ajuste a nuestras circunstancias personales, algunos de los créditos rápidos que podemos encontrar en el mercado son préstamos para empresas, préstamos para autónomos, préstamos para desempleados, o préstamos para jubilados, haciendo que sea muy fácil encontrar una entidad crediticia aunque nos encontremos en situaciones especiales.
  • Facilidad en las cuotas: La mayoría de financieras nos va a pedir que devolvamos el préstamo en 30 días, sin embargo actualmente podemos encontrar entidades que nos permiten ajustar las cuotas como mejor nos convenga para que podamos devolver el dinero en los plazos que mejor se adapten a nuestras necesidades.

Antes de solicitar un crédito rápido debemos conocer perfectamente cuales son las características principales de este tipo de productos financieros.

  • Rapidez: en el caso de los créditos rápidos podemos disponer de nuestro dinero en un plazo muy breve de tiempo, dependiendo de la entidad podremos disponer de nuestro dinero en 10 minutos o en 48 horas.
  • Sin explicaciones: al hacer la solicitud del crédito rápido no necesitaremos justificar para qué queremos el dinero, esto nos permite solicitar dinero para cualquier tipo de fin, ya sea por ocio, capricho o necesidad
  • Solicitud a través de internet: los préstamos rápidos se suelen contratar en la mayoría de los casos a través de Internet, aunque en algunos casos también podemos solicitarlos de manera presencial o por teléfono.
  • Importes pequeños: los importes de los préstamos rápidos son más bajos que los de un crédito tradicional. Normalmente, tienen un mínimo de 300 euros y un máximo de 9.000 euros.
  • Plazo de devolución: el plazo de devolución del dinero en este tipo de créditos también es más pequeño, rondando entre los 30 días y los 180 días.
  • Sin papeles: las entidades financieras de créditos rápidos no suelen pedir documentación para comprobar si eres solvente para devolver el crédito. Esto nos permite estar en algún listado de morosos como ASNEF o RAI y poder optar a este tipo de créditos.
  • Formas de devolver el crédito: los créditos rápidos nos ofrecen muchas opciones cuando estamos en el proceso de solicitud, como los plazos de tiempo y cuota mensual a pagar.
  • Comisiones más bajas: los créditos rápidos tienen comisiones más bajas que los créditos tradicionales, o incluso no tienen, como comisiones de estudio, de apertura, o amortización anticipada.
  • Interés elevado: los créditos rápidos tienen tipos de interés más altos que los préstamos tradicionales, parecidos a los de las tarjetas de crédito.

Es recomendable solicitar préstamos rápidos en el caso de que se den algunas de las siguientes circunstancias:

  • Adelanto de compras: Si queremos comprarnos algo, el último modelo de smartphone, unas merecidas vacaciones, o lo que sea, y sabemos con seguridad que vamos a poder devolver el préstamo en el plazo estipulado podemos solicitar un crédito rápido para disfrutar de nuestras compras lo antes posible.
  • Problemas económicos: En situaciones de máxima necesidad económica
  • Sin apoyo de amigos o familiares: Situaciones en las que nuestro entorno cercano no puede prestarnos dinero
  • Sin apoyo social: En algunos casos es posible solicitar ayudas económicas a determinadas organizaciones gubernamentales y no gubernamentales. En el caso de no poder optar a este tipo de ayudas podemos vernos en la necesidad de solicitar un crédito rápido
  • Imprevistos o situaciones de emergencia económica: Puede darse el caso de que un determinado imprevisto surja en nuestras vidas y nos veamos en la necesidad de conseguir dinero rápido.

Gracias al brote de entidades crediticias, hoy en día es relativamente fácil obtener dinero rápido a través de créditos rápidos. Dependiendo de la situación en la que nos encontremos podremos optar a diferentes tipos de préstamos rápidos.

  • Préstamos preconcedidos: son un tipo de créditos que nos concede nuestro banco en función de nuestro historial. Como nuestro banco conoce nuestros movimientos monetarios, y nuestra solvencia, se puede permitir concedernos préstamos preconcedidos con unas determinadas condiciones.
  • Minicréditos rápidos: son préstamos que otorgan entidades financieras privadas y cuyo importe no suele superar los 1000 euros.
  • Créditos al consumo: son préstamos que otorgan grandes superficies comerciales y cuyas condiciones varían en función del establecimiento.
  • Préstamos personales: Un préstamo personal es en el que una entidad financiera presta una determinada cantidad de dinero a una persona.
  • Créditos al instante: son préstamos que se conceden instantáneamente si cumplimos con las condiciones del prestatario.
  • Préstamos sin aval: son préstamos que podemos conseguir sin necesidad de un avalista.
  • Préstamos sin intereses: son préstamos que podemos conseguir sin pagar intereses. Muchas entidades financieras ofrecen créditos gratis a sus nuevos clientes.
  • Préstamos con ASNEF: son créditos que podemos conseguir aunque estemos en listas de morosos como Rai o Asnef.
  • Préstamos coche: son créditos que podemos conseguir con nuestro coche como aval, la cantidad a solicitar dependerá de la valoración de nuestro coche.
  • Prestamos sin nómina: son créditos que podemos conseguir sin necesidad de justificar nuestros ingresos mediante una nómina, una pensión, o cualquier otra fuente de ingresos regulares como puede ser una prestación por desempleo o algún tipo de ayuda económica que podamos tener.
  • Préstamos por cantidades específicas: si conocemos exactamente qué cantidad de dinero necesitamos podemos obtener las mejores condiciones para nuestro crédito en entidades que ofrezcan ofertas por solicitar esa determinada cantidad. Algunos de los créditos rápidos por cantidades específicas que podemos solicitar son los siguientes.
    • Préstamo 50 euros
    • Préstamo 100 euros
    • Préstamo 200 euros
    • Préstamo 300 euros
    • Préstamo 1000 euros
    • Préstamo 2000 euros
    • Préstamo 3000 euros
    • Préstamo 5000 euros
    • Préstamo 10000 euros
    • Préstamo 50000 euros
  • Préstamos para estudiantes: son un tipo de créditos que ofrecen algún tipo de beneficio u oferta especial solo para estudiantes.
  • Tarjetas de crédito: las tarjetas de crédito nos posibilitan obtener dinero rápido a través de cajeros automáticos o compras en establecimientos comerciales
  • Préstamos con garantía hipotecaria: son créditos en los que tendremos que utilizar nuestra vivienda como aval, normalmente son créditos de cantidades de dinero muy elevadas con un riesgo muy alto de perder la vivienda si no se puede hacer frente a la deuda.
  • Préstamos entre particulares: son prestamos otorgados por prestamistas particulares o plataformas que hacen de intermediarias entre prestamistas particulares y solicitantes.
  • Anticipos de nómina: son créditos que nos puede conceder nuestra empresa en caso de necesidad, también hay algunos bancos y entidades financieras que nos pueden conceder dinero rápido vinculado a nuestra nómina.
  • Préstamos sin papeles: son créditos en los que no necesitamos presentar ningún tipo de documentación adicional en el proceso de solicitud.
  • Créditos urgentes: son préstamos online con respuesta inmediata donde obtener dinero casi sin requisitos y prácticamente en el acto.
  • Créditos rápidos gratis:  son prestamos otorgados por entidades privadas que tienen como oferta no cobrar intereses a nuevos clientes para su primer préstamo.
  • Préstamos baratos: son préstamos que conceden algunas entidades con unos intereses más bajos de lo habitual, también puede darse el caso de ofertar el primer crédito gratis o de que estén promocionando algún otro tipo de oferta o código de descuento.
  • Préstamos para emprendedores: son préstamos destinados a autónomos, emprendedores y empresas que deseen llevar a cabo actividades empresariales.
  • Préstamos para desempleados: son prestamos otorgados a personas desempleadas, normalmente se les solicitará que demuestren que tienen una fuente de ingresos como puede ser la prestación por desempleo o algún otro tipo de ayuda económica.
  • Préstamos para jubilados: son prestamos otorgados a personas jubiladas, normalmente se les solicitará que demuestren que tienen una pensión lo suficientemente elevada como para hacer frente al pago de la deuda
  • Préstamos a plazos: Son créditos que podemos pagar cómodamente en plazos

La primera opción de las personas que necesitan dinero rápido siempre es acudir a su banco habitual, ya que, al conocer nuestros datos pueden concedernos el préstamo sin necesidad de entregar documentación, sin embargo, no suelen ser muy rápidos en el proceso, y esto es una dificultad para las personas que necesitan dinero urgente.

En los casos en los que no podemos obtener el préstamo desde nuestro banco habitual lo mejor es acudir a entidades financieras privadas, este tipo de entidades pueden conceder préstamos muy rápidamente a través de Internet y podremos disponer de nuestro dinero en cuestión de minutos.

Tipos de entidades que conceden créditos rápidos

  • Empresas financieras privadas
    Este tipo de empresas de capital privado son las que conceden los préstamos más rápidos llegando incluso a transferirnos el dinero solicitado a nuestra cuenta bancaria en tan solo unos minutos, este tipo de entidades se popularizaron a raíz de la crisis económica ya que los bancos tradicionales eran bastante reacios a conceder préstamos, estas financieras  conceden tanto minipréstamos para afrontar pequeños gastos imprevistos como préstamos de cantidades más importantes para proyectos de mayor envergadura.La principal ventaja de solicitar créditos rápidos con estas entidades radica en que el proceso es sumamente sencillo y rápido, lo podemos hacer a través de Internet desde la comodidad de nuestro hogar o desde cualquier lugar a través de nuestro teléfono móvil o tablet.El proceso para solicitar préstamos rápidos con estas empresas es sumamente sencillo, simplemente tendremos que entrar en la página web de la empresa que hayamos elegido y a través de un sencillo formulario indicar la cantidad que necesitamos, el plazo de devolución del dinero rápido, y algunos datos personales. Si finalmente la solicitud es aprobada, en la mayoría de los casos recibiremos el dinero en cuestión de minutos en nuestra cuenta bancaria, ni siquiera necesitamos cambiar de banco o abrirnos una nueva cuenta corriente.
  • Bancos y cajas tradicionales
    Normalmente es la primera opción que se nos pasa por la cabeza cuando necesitamos dinero rápido. Hasta hace unos pocos años era bastante difícil encontrar en qué banco dan créditos rápidos, sin embargo en la actualidad la situación está cambiando, cada vez son más los bancos y cajas tradicionales que debido a la alta competencia de estos productos financieros ponen cada vez más facilidades para conceder préstamos rápidos. Por lo general necesitarás ser cliente del banco o caja donde solicites el dinero rápido, sin embargo hay cada vez más entidades que están concediendo créditos rápidos a nuevos clientes.
  • Otro tipo de empresas no financieras
    Además de los bancos y cajas tradicionales y empresas privadas que ofertan créditos rápidos hay otro tipo de empresas donde también podemos conseguir dinero rápido, estas empresas pueden ser compañías telefónicas, grandes almacenes u otros, como norma general podremos solicitar el dinero rápido de manera presencial a través de alguno de sus establecimientos o en algunos casos, a través de Internet.Otro tipo de empresas no financieras a través de las cuales podemos conseguir financiación son las que en vez de ofrecernos dinero rápido en efectivo nos ofrecen financiar las compras de sus productos o servicios, este tipo de financiación es bastante habitual, hoy en día podemos encontrar empresas que nos permiten pagar sus productos hasta en un año sin intereses, o que nos ofrezcan tarjetas de crédito para financiar nuestras compras.

Debemos de tener presente, antes de acudir a una u otra entidad donde dan créditos rápidos, nuestras circunstancias personales y nuestra necesidad, ya que las entidades ofrecen diferentes tipos de créditos rápidos y diferentes modelos con los que podemos conseguir dinero rápido. Si nuestra necesidad la pueden solventar varias empresas lo más recomendable es revisar detenidamente las ventajas de unas y otras, ya que hay algunas que ofrecen unas muy buenas ventajas como pueden ser préstamos rápidos gratis para nuevos clientes, no necesitar presentar ningún tipo de papeleo, poder solicitar créditos rápidos estando en ASNEF, o conseguir nuestro dinero rápido en 15 minutos en vez de varios días. Según tus circunstancias personales, te recomendamos que no te olvides de comparar las distintas entidades que ofrecen préstamos rápidos para asegurarte de que consigues el tuyo en las mejores condiciones

  • Informarse: consultar todos los productos que hay en el mercado, para encontrar el más adecuado a nuestras necesidades. Consultar entidades no financieras y también financieras que suelen ofrecer mejores condiciones e intereses más bajos. Es importante dedicarle el tiempo necesario a comparar las ventajas e inconvenientes de las distintas entidades financieras para poder encontrar la que mejor se adapte a nuestras necesidades.
  • Trabajar con financieras reguladas: existen unas normas muy concretas sobre la concesión de préstamos rápidos que se rigen por la Ley 22/2007 del 11 de julio, sobre comercialización a distancia de servicios financieros destinados a los consumidores. El objeto de la misma es la incorporación al ordenamiento jurídico español de la Directiva 2002/65/CE del Parlamento Europeo cuyo objetivo principal es la protección del consumidor, atendiendo a las especiales características de los servicios financieros. Este tipo de financieras son entidades de crédito supervisadas por el banco de España, y a través del buscador del banco de España podemos verificar que es una entidad de crédito fiable.
  • No fiarse de la publicidad: no hay que creerse la publicidad, hay que leer bien las condiciones, valorar sus ingresos totales y gastos mensuales para ver si puede hacer frente a una nueva cuota antes de contratar.
  • Exigir las condiciones por escrito del contrato: pedir una oferta vinculante que es el documento con las condiciones del crédito que suele tener una validez de varios días o pocas semanas por escrito para leerlo tranquilamente.
  • Guardar el contrato y toda la documentación, así como los recibos de ingresos y pagos.
  • No firmar el contrato hasta comprobar que la oferta escrita es idéntica a se había hecho inicialmente o en la publicidad y que no hay ninguna cláusula abusiva sobre todo en los intereses de demora.
  • Si se contrata a distancia, ya sea por teléfono o por Internet, también puedes ejercer el derecho de desistimiento en el plazo determinado (en España es de 14 días naturales).
  • Procura contratar con entidades financieras adheridas al sistema arbitral de consumo.
  • En caso de conflicto debemos pedir las hojas de reclamación en el establecimiento donde se firmó el contrato de préstamo. Si la respuesta no es satisfactoria en el plazo estipulado (1 mes en España), puedes dirigirte a la Oficina Municipal de Información al Consumidor de tu municipio y después valorar la vía judicial.

Solicitar créditos rápidos online es muy sencillo, solamente tenemos que acceder a la web de la entidad prestamista e introducir los datos que nos soliciten para optar al préstamo.

Los pasos más habituales a la hora de solicitar créditos rápidos son los siguientes:

  • Decidir la cantidad: El primer paso como es obvio es decidir cuanto dinero vamos a solicitar, debemos solicitar solamente la cantidad que vayamos a necesitar.
  • Comparar entre entidades: Seguramente habrá varias entidades que puedan concederte el dinero que necesitas, pero no todas ellas lo harán en las mismas condiciones, deberás revisar las condiciones de cada una de ellas para elegir la entidad que más te convenga, si lo haces bien, puede que tu préstamo te salga gratis, ya que hay muchas entidades que ofrecen el primer crédito gratis a nuevos clientes.
  • Hacer uso del simulador: Una vez estemos en la web de la entidad, deberemos elegir la cantidad de dinero que queremos solicitar y el plazo de devolución del mismo. También deberemos revisar la cantidad total de dinero que deberemos devolver para asegurarnos de que vamos a poder afrontar la deuda en el plazo establecido
  • Rellenar el formulario: La entidad crediticia necesita necesariamente nuestros datos para poder concedernos el préstamo, dependiendo de la entidad deberemos presentar más o menos datos, en el mejor de los casos con nuestros datos personales y nuestra cuenta corriente será suficiente, en otros casos deberemos aportar justificantes de ingresos o documentación adicional.
  • Firmar el contrato: Para poder obtener el dinero solicitado deberemos firmar el contrato aceptando las condiciones acordadas por ambas partes.

Si todos los pasos los hemos resuelto correctamente recibiremos nuestro dinero en la mayoría de los casos en un plazo de tiempo que oscila entre los 10 minutos y las 48 horas.

Una vez que has realizado estos pequeños trámites, si deseas seguir solicitando dinero rápido con la misma entidad el proceso se acelera, ya que ellos ya disponen de tus datos, simplemente accedes a su página web, y solicitas la cantidad de dinero rápido que necesites, esta es la mejor manera de obtener créditos rápidos al instante.

Dependiendo de la entidad donde solicitemos el dinero y del tipo de préstamo rápido que queramos solicitar necesitaremos cumplir más o menos requisitos, como norma general, estos son los más habituales:

  • Ser mayor de edad: ser mayor de edad es una condición obligatoria en todas las entidades financieras.
  • Residir en España: otro requerimiento indispensable es residir en España, y además poder acreditarlo mediante un documento de identidad en vigor, DNI o pasaporte.
  • Cuenta bancaria española: para que puedan ingresarnos el dinero necesitaremos ser titula de una cuenta bancaria española.
  • Móvil y email: otro de los requisitos que nos van a solicitar es una cuenta de email y un teléfono móvil.

Estos requisitos nos los van a pedir todas las entidades, sin embargo puede haber otro tipo de requisitos que también nos soliciten como pueden ser:

  • Justificantes de ingresos: en algunos casos deberemos justificar nuestra fuente de ingresos habituales presentando nuestra nómina, pensión o cualquier otro documento que acredite ingresos regulares.
  • Bienes y propiedades: en el caso de algunos créditos deberemos acreditar que somos propietarios de nuestras propiedades, las más habituales son un piso o un coche.
  • No estar en Asnef: Algunas entidades financieras no nos van a conceder el préstamo si estamos inscritos en listas de morosos como Asnef.

Una de las principales ventajas de los créditos rápidos es su facilidad de obtención, en la mayoría de los casos no vamos a necesitar apenas documentación para poder conseguir el dinero solicitado. Esta es la documentación esencial que deberemos presentar:

  • Documento de identidad en vigor: necesitaremos presentar nuestro DNI en vigor, el documento no puede estar caducado para que nos concedan el crédito.
  • Cuenta bancaria: Tendremos que documentar nuestra cuenta corriente para que la entidad pueda ingresarnos el dinero.

Esta documentación la van solicitar todas las entidades que concedan créditos rápidos sin papeles, sin embargo, hay otro tipo de entidades que necesitarán que les presentes otro tipo de documentación adicional para poder evaluar la concesión del préstamo.

Estos son otro tipos de documentos que nos pueden solicitar:

  • Justificantes de ingresos: en algunos casos deberemos documentar nuestra fuente de ingresos habituales presentando nuestra nómina, pensión o cualquier otro documento que acredite ingresos regulares.
  • Bienes y propiedades: en el caso de algunos créditos deberemos acreditar que somos propietarios de nuestras propiedades, las más habituales son un piso o un coche.

La respuesta corta es sí. Es cierto que la primera opción de los solicitantes suele ser acudir a su banco para solicitar dinero, en estos casos las condiciones pueden ser mejores que con otras entidades, pero la tramitación no sele ser tan ágil como con otras financieras.

Otro tipo de bancos y financieras nos pueden dar más facilidades como intereses más bajos o menos comisiones si nos vinculamos con ellos, ya sea domiciliando la nómina o contratando tarjetas, entre otros.

Y finalmente tenemos las entidades financieras privadas que se dedican exclusivamente a conceder préstamos, este tipo de entidades son las más utilizadas por las personas que necesitan dinero rápido ya que como norma general el proceso de contratación es muy rápido y sin demasiadas complicaciones, este tipo de entidades no solo no nos pedirán que cambiemos de banco, sino que nos pedirán nuestra cuenta corriente habitual para poder ingresarnos el dinero.

Depende de la entidad y de los requisitos necesarios para la concesión de los préstamos rápidos, pero por lo general el proceso es bastante rápido, llegando incluso a poder disponer de tu dinero en cuestión de minutos.

La cantidad solicitada se envía inmediatamente tras la firma del contrato. Una vez firmado, recibir la transferencia depende de tu banco. En la mayoría de los casos tendrás el dinero en tu cuenta en aproximadamente 15 minutos. Sólo en algunos casos, debido a operativa bancaria o errores en el sistema, podrá tardar entre 24 y 48 horas.

Como norma general los créditos rápidos no permiten su devolución a plazos, esto es debido a que este tipo de préstamos son de pequeñas cantidades de dinero que normalmente se devuelve en un solo pago en menos de 30 días.

Es posible que otro tipo de préstamos rápidos de cantidades más elevadas pueda devolverse a plazos, todo dependerá de las condiciones y facilidades que ofrezca la entidad financiera.

Actualmente algunas entidades crediticias pueden concedernos préstamos sin necesidad de presentar una nómina o aval.

Aunque puede ser habitual que este tipo de entidades nos soliciten otro tipo de documentación que acredite que podemos afrontar la deuda con seguridad. De esta manera, siempre que podamos demostrar que tenemos una fuente de ingresos demostrable no tendremos problemas para que nos concedan un préstamo rápido sin nómina.

Hay personas que por circunstancias no tienen un nómina, pero tienen otra fuente de ingresos demostrables, este puede ser el caso de los autónomos, jubilados, o pensionistas, este tipo de personas podrán optar a un préstamo rápido sin nómina ni aval siempre que reúnan el resto de requerimientos que le pida la entidad financiera.

Ver préstamos sin aval »

Ver préstamos sin nómina »

Hay entidades financieras privadas que nos pueden conceder préstamos rápidos aunque tengamos deudas y estemos en listas de morosos como Asnef.

Muchas personas que se encuentran en la necesidad de solicitar un préstamo rápido acuden como primera opción a su banco tradicional, los bancos o cajas de ahorros, como norma general, no nos van a conceder un préstamo si estamos en una lista de morosos, aquí es donde entran en juego las empresas financieras privadas cuyo modelo de negocio es prestar dinero, hoy en día hay bastantes entidades que nos podrán prestar dinero aunque estemos en Asnef.

Cuando solicitamos un crédito rápido, la entidad financiera lo primero que hará será mirar si apareces en algún fichero de morosos como Rai, Asnef, o Cirbe.

Si aparecemos en el listado de morosos, algunas financieras directamente nos van a denegar el préstamo, sin embargo, hay otras que si nos pueden conceder el crédito siempre que la cantidad adeudada sea pequeña, dependiendo de la financiera estas cantidades rondarán entre un máximo de 500 y 2000 euros.

Aún así, si ya tienes una deuda que debes pagar, te recomendamos que evalúes detenidamente si realmente necesitas solicitar un crédito rápido, ya que esto podría agravar la situación.

Ver préstamos con ASNEF »

Sí, algunas entidades conceden créditos rápidos a personas que no tienen nómina ni aval y que se pueden encontrar en listas de morosos como RAI o ASNEF. Este tipo de entidades entiende que las circunstancias de cada solicitante pueden ser distintas y concede créditos rápidos en base a otro tipo de criterios, no suelen prestar grandes cantidades de dinero, por lo general las sumas no suelen superar los 500 euros.

Si te encuentras en esta situación y necesitas dinero rápido lo mejor es que consultes los requisitos que solicita cada entidad para conceder préstamos rápidos, esto lo puedes hacer muy rápidamente de manera online visitando las páginas de las distintas entidades.

Ver préstamos con ASNEF »

Ver préstamos sin nómina »

Normalmente, los créditos rápidos online tienen menos comisiones que los préstamos que podemos solicitar en las sucursales bancarias, pero eso no quiere decir que no las tengan, salvo en el caso de algún tipo de oferta específica de la entidad.

Estas son las comisiones mas habituales de los créditos rápidos online.

Estudio y apertura: No todos los bancos las aplican y cubren los gastos que conlleva la formalización del contrato. Suele ser un porcentaje del importe que se ha solicitado (entre un 1,00 % y un 3,00 %) y puede tener vinculado un importe mínimo (60, 100 o 150 euros). En ocasiones, se tiene que pagar en el momento de suscribir la financiación.

Amortización anticipada: Se cobra cuando se devuelve el importe solicitado antes del tiempo acordado. También es un porcentaje y está regulado por ley. Esta comisión no puede superar el 1,00 % del dinero que se adelanta si el plazo que queda es superior a un año. Si fuera inferior, alcanzará, como mucho, el 0,5 %.

Por reclamación de posiciones deudoras: Sólo se aplica en el caso que haya un retraso a la hora de abonar las cuotas y cubre el gasto de las gestiones que tiene que llevar a cabo el banco para reclamarnos que no hemos pagado cuando tocaba.

Por modificación de condiciones o cambio de garantías: El banco o financiera nos la cobrará si queremos cambiar las condiciones establecidas en el contrato inicial.

Actualmente existe una gran competencia entre financieras privadas, por esta razón, hay bastantes entidades que nos ofrecen la posibilidad de conseguir créditos rápidos sin intereses. Como norma general, la oferta suele ser de un máximo de 300 euros a devolver en un plazo máximo de 30 días.

Este tipo de entidades tienen la oferta de primer crédito rápido gratis destinada sobre todo a captar nuevos clientes y así diferenciarse de su propia competencia, lo que a los clientes nos viene muy bien puesto que podremos conseguir nuestro préstamo totalmente gratis en muchas financieras.

También tenemos que tener en cuenta, que conseguir un préstamo gratis no tiene porque costarnos necesariamente cero, deberemos mirar detenidamente las condiciones porque generalmente este tipo de préstamos no tienen intereses, pero pueden tener otro tipo de gastos o comisiones que hacen que no los podamos conseguir completamente gratis.

Lógicamente también nos podremos encontrar en el caso de no poder afrontar la devolución del préstamo en el plazo acordado, en ese caso tendremos que pagar como penalización los intereses habituales de la financiera, y cualquier otra condición habitual que hayamos firmado en el contrato.

Ver préstamos sin intereses »

Puede darse el caso de que, por circunstancias, no podamos hacer frente a la devolución de nuestro préstamo en el plazo acordado, en ese caso, deberemos ponernos en contacto con la entidad financiera para comunicarles la nueva situación y ver que opciones nos ofrecen, como norma general, la entidad nos ofrecerá la posibilidad de acordar un nuevo plazo de pago.

Aunque depende de cada entidad determinar el nuevo plazo de pago, la mayoría de entidades nos ofrecerán como mínimo 30 días más para devolver el dinero prestado. Además deberemos sumar a la deuda actual el importe de los nuevos intereses generados por la prorroga de la devolución.

En algunos casos puede que sí, pero en la mayoría de los casos no,  a las entidades crediticias no les importa para qué necesitamos el dinero, simplemente nos pedirán la documentación necesaria para verificar que vamos a poder hacer frente a la devolución del dinero.

Si te encuentras en la situación de necesitar solicitar más de un crédito rápido debes de saber que las entidades financieras privadas no conceden más de un crédito al mismo tiempo por cliente.

Sin embargo, tenemos otras posibilidades para conseguir el dinero que necesitamos:

Solicitar una cantidad más elevada: si la entidad donde hemos intentado solicitar dos préstamos rápidos no nos los concede, podemos acudir a otras entidades que presten mayores cantidades de dinero hasta alcanzar el importe que necesitemos.

Solicitar en varias entidades: Otra opción bastante común es solicitar préstamos en diferentes financieras al mismo tiempo.

En cualquiera de los casos, no debemos olvidar revisar muy bien las condiciones y plazos para asegurarnos de que podemos afrontar la deuda con seguridad.

Los préstamos para autónomos se han complicado en los últimos años debido a que la mayoría de bancos ya no financian sin aval a los autónomos y las Pymes. Sin embargo, es posible que dependiendo de tu situación tu sucursal bancaria te pueda conceder un préstamo preconcedido.

Sin embargo, en la mayoría de los casos tu entidad bancaria habitual no nos va a conceder un préstamo, es en estos casos cuando debemos acudir a entidades crediticias privadas que si conceden créditos para autónomos a través de Internet sin necesidad de presentar una nómina o aval.

La situación actual en España es realmente mala, hay muy poco trabajo y la mayoría es temporal y mal pagado, esta situación hace que el número de desempleados en España sea muy elevado, y que haya muchas personas en paro con la necesidad de solicitar préstamos para desempleados.

En el mercado de créditos existen muchas empresas que ofrecen préstamos a desempleados, tanto para jóvenes como para desempleados de larga duración. Muchas de estas empresas de préstamos conceden el dinero de manera online en pocos minutos y con pocos requisitos. Uno de los requisitos más habituales que te va a solicitar la entidad en el caso de estar desempleado es estar cobrando la prestación por desempleo y poder justificar tus ingresos para demostrarles que podrás afrontar la devolución del dinero en el plazo acordado.

Los préstamos para jubilados son uno de los productos financieros que más dudas generan, sin embargo, este tipo de créditos exigen las mismas condiciones que otro tipo de préstamo o crédito online, aunque a partir de una determinada edad podemos encontrarnos con una serie de requisitos adicionales.

Requerimientos para solicitar préstamos para jubilados:

  • Tener la edad permitida: Las entidades financieras tienen unos límites de edad mínima y máxima entre las condiciones que hacen falta para que te puedan conceder el préstamo. La edad máxima para la mayoría de las entidades prestamistas es de 75 años
  • Tener solvencia: Deberemos presentarle a la entidad una fuente de ingresos demostrables u otro tipo de aval.
  • Resto de documentación habitual: Lógicamente tendremos que presentar el resto de documentación habitual en todas las entidades crediticias, DNI, cuenta bancaria española, teléfono, email, etc.

Como en el caso de los préstamos para jubilados, los préstamos para pensionistas los podremos conseguir si poseemos los requerimientos que nos solicite la entidad financiera.

Los documentos que nos van a pedir a la hora de solicitar un préstamo para pensionistas variarán en función de nuestras circunstancias personales. Este tipo de documentos son como norma general un justificante de ingresos y la documentación personal habitual, DNI, etc…

Puede darse la circunstancia de que algunas entidades rechacen nuestra solicitud de préstamo, esto es debido a que cada entidad crediticia tiene una determinadas condiciones para conceder préstamos y si no las cumplimos con totalidad nuestra solicitud será rechazada. Entre las condiciones más habituales para que la entidad rechace nuestra solicitud están no disponer de documentos personales actualizados, no disponer de ingresos habituales demostrables, están en alguna lista de morosos, no tener la edad necesaria para procesar la solicitud o no residir en España.

Sin embargo, aunque una entidad rechace nuestra solicitud, no hay que olvidar que hoy en día existen numerosas empresas crediticias que tienen diferentes condiciones, y que, casi con toda seguridad podrás conseguir tu préstamo en alguna de ellas.

En el caso de no poder devolver el crédito las consecuencias varían según el tipo de préstamo, pero generalmente en el caso de los préstamos rápidos se suele ampliar el plazo de devolución, y los interés de propio préstamo para intentar afrontar la deuda. En el caso de no poder afrontar el pago de la deuda, la entidad financiera registrará los datos del deudor en ficheros de morosos como Rai o Asnef, e iniciará las reclamaciones judiciales correspondientes.

Hasta ahora, hemos visto aspectos esenciales relacionados con la solicitud de créditos rápidos online, pero como todo en la vida, no todo son ventajas, hay que evaluar también las desventajas con las que podemos encontrarnos a la hora de solicitar un crédito rápido.

  • El tipo de interés: Este tipo de créditos rápidos suele tener un tipo de interés más alto, rondando el 20%.
  • Tiempo de tramitación: A veces, el tiempo que tardará en dinero en llegar a nuestra cuenta no es tan rápido como nos gustaría debido a trámites internos.
  • Importes pequeños: La mayoría de financieras sólo nos concederán un importe pequeño en nuestra primera solicitud.
  • Posibles comisiones: Es posible que se apliquen comisiones habituales en otro tipo de préstamos como comisión por cancelación o por amortización anticipada, pero en el caso de los préstamos rápidos suelen ser mayores.
  • Ingresos demostrables: Si no tienes ingresos demostrables es difícil que te concedan el préstamo en la mayoría de financieras.
  • Sin posibilidades de negociación: Las entidades de créditos rápidos a menudo no dan opciones de negociación cuando falla el pago.
  • Ficheros de morosos: Si no podemos hacer frente a la deuda nos ingresarán en una lista de morosos agravando nuestra situación actual y futura.
  • Ser mayor de edad: Las financieras no conceden créditos rápidos a menores de edad.
  • Residir en España: Debes tener tu residencia habitual en España.
  • Cuenta corriente española: Debes tener una cuenta corriente en un banco español.
  • Documentación actualizada: No puedes tener el DNI caducado, y tu email y teléfono deben estar operativos.
Créditos rápidos online
  • Valoración:
5

Resumen

¿Necesitas dinero rápido? Solicita préstamos rápidos sin necesidad de nómina o aval. Créditos rápidos hasta 50.000 euros incluso con Asnef.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies